Ultratumba táctil

Había llegado a la edad para vigilar la forma en que fluía el arroyo como
era una caligrafía de hombres más grandes en la Carolina marrón
y desde entonces esperé en el camino rural y el puente de los bosques

para convertirme en el anciano compasivo que ve catástrofes jóvenes
y pisando el pánico en el claro de la línea eléctrica
como en las incisiones del oso negro a través de corteza de nogal.

Entonces las flores del cornejo cayeron antes de que lo supieras,
y con un vómito de flora se amortiguó el eco del pesimismo
como solo ahora recuerdo cómo uno u otro morirán primero.

Aunque en esa furia verde estoy eufórico de que pueda ser yo.
La preferencia de los revolucionarios es explotar como esporas de primavera.
Para colapsar como el ciervo de invierno es la podredumbre más negra.

Tal interés en el producto de las mentes, ya sabes, pero
Carolina crece y vuelve a crecer fuera de las cavidades de
cofres no evacuados – solo puede ser así.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s